Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55
Cintillo 980×55

1.1 millones de contribuyentes le dijeron ‘no, gracias’ al Régimen Simplificado de Confianza

Ciudad de México. (El Financiero).- 35 por ciento de los contribuyentes que venían tributando en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) rechazaron pasarse al Régimen Simplificado de Confianza (Resico), por lo que notificaron a las autoridades fiscales que prefieren permanecer en el mismo esquema, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En números, ese porcentaje representa el ‘no’ de un millón 136 mil 298 causantes. El SAT tenía registrados al cierre del año pasado a un total de 3 millones 258 mil 222 contribuyentes en el RIF, pero de ellos únicamente 9.6 por ciento optó por pagar sus impuestos en el nuevo Régimen Simplificado de Confianza.

La expectativa de la autoridad tributaria era que una gran mayoría de los tributantes en el RIF se pasaría al nuevo esquema.

El Resico no es para todos

Otro grupo importante de contribuyentes, 55 por ciento, equivalente a un millón 808 mil 3, migraron a otros regímenes debido que no cumplían con los requisitos para pasar al Resico, por lo que fueron trasladados al Régimen de Actividad Empresarial y Profesional, precisó el SAT.

La autoridad fiscal expuso que el Régimen Simplificado de Confianza brinda beneficios como lo son tasas progresivas para el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que van de 1 a 2.5 por ciento, de los ingresos mensuales efectivamente facturados y cobrados.

Precisó que quienes perciben ingresos mensuales de hasta 25 mil pesos pagarán una tasa de impuestos de 1 por ciento y dicha tasa irá subiendo gradualmente, de tal manera que quienes captan ingresos por mes de hasta 291 mil 666.33 pesos pagarán el 2.5 por ciento de ISR.

El SAT añadió que el Resico permite mayor límite de ingresos permitidos respecto al RIF, de hasta 3.5 millones de pesos anuales.

Destaca que durante el ejercicio 2022 se tiene la opción de presentar únicamente la declaración anual en el que se pague el impuesto de todo el ejercicio, es decir, no realizarán pagos provisionales de ISR y solamente presentarán la declaración anual del ejercicio 2022 en el mes de abril de 2023

A pesar de todas las bondades del Resico, expertos fiscales han comentado que el RIF conviene más a las personas que recién se incorporaron al régimen o que tienen muy pocos años dentro de este esquema.

Edilberto Castro Martínez, especialista en impuestos, puntualizó que “el RIF ofrece el beneficio de un pago de ISR disminuido: el primer año exentan el 100 por ciento del impuesto y este beneficio va bajando 10 por ciento cada año, por lo que el segundo año se paga el 90 por ciento y el tercer año el 80 por ciento del ISR y así va descendiendo el beneficio gradualmente”.

En el RIF, el IVA también brinda beneficios fiscales con tasas disminuidas cuando se trata del impuesto cobrado al público en general.

El padrón de los inscritos en el RIF venía disminuyendo de forma importante, ya que antes de la pandemia, en marzo de 2020, había 5 millones 446 mil 128 causantes en el RIF y al cierre de 2021 sumaron 3 millones 258 mil 222 contribuyentes.

En 2021, los contribuyentes del RIF aportaron al fisco un monto de recaudación de 9 mil 387.9 millones de pesos, reporta el Informe de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo