Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Disturbios, marchas y revisionismo histórico; así fue el Día de la Raza en América Latina

Ciudad de México (Milenio).- Las comunidades indígenas de diferentes puntos de América Latina protestaron en el día que se conmemora la llegada de los españoles a América en 1492, considerado en España como el «Día Nacional». La conmemoración se da en el contexto del revisionismo histórico en la región tras la llegada de Cristóbal Colón.

Indígenas de Chile y Colombia exigieron el lunes la reivindicación de su derecho ancestral sobre la tierra y el fin de la violencia, mientras mujeres bolivianas tomaron por asalto una estatua de Isabela la Católica para vestirla de «chola» y protestar contra cánones de belleza y comportamiento europeos supuestamente impuestos. Así se vivió en algunas regiones del continente.

Vigilancia la estatua de Colón sobre Paseo de la Reforma y revisionismo histórico

Un fuerte control policial, con una barricada y un centenar de agentes, inhibió las amenazas de derribo de una estatua de Cristóbal Colón en Paseo de la Reforma. El sábado, el gobierno de Ciudad de México decidió retirar la estatua de la glorieta, este día mandó resguardar otra que se ubica a unos 500 metros, cerca de la sede de la Alcaldía Cuauhtémoc.

La protección al monumento, que inició en las primeras horas de este 12 de octubre, se dio luego de que varios colectivos convocaran en redes sociales a una protesta denominada «Lo Vamos a Derribar».

Y aunque la amenaza estaba latente, en los alrededores de las dos sitios de las estatuas solo hubo algunas pintadas y escaramuzas entre los manifestantes, unos 300, y unos 100 policías. Se plantea realizar una consulta ciudadana para decidir si se mantiene la escultura.

«Es un despliegue innecesario, esto a pesar de que Claudia Sheinbaum, llamó a la necesidad de reflexionar sobre el día y la importancia de un personaje como Colón», dijo un manifestante.

En tanto, Sheinbaum estableció este lunes un Consejo de Conmemoraciones 2021 como parte del proceso de reflexión y debate por los 700 años de su fundación, los 500 de la conquista española y los 200 de la consumación de su independencia.

El propósito del Consejo será «establecer el rescate de la memoria histórica desde la capital del país», dijo la Jefa de Gobierno y reiteró que este Consejo buscará retomar el vínculo de las conmemoraciones nacionales y resaltar la historia propia al mismo tiempo que rescata la memoria histórica de la capital».

En el año 2021, se conmemorarán los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, la capital del imperio mexica, los 500 años de la conquista española al mando de Hernán Cortés y los 200 años de la consumación de la Independencia de España.

«En el proceso para conmemorar 700 años de la fundación lunar de Tenochtitlán, 500 años de la resistencia para terminar con su Conquista y los 200 años de la consumación de la Independencia de México, subrayó, deben existir tres elementos fundamentales», dijo la Jefa de gobierno.

El primer elemento lo definió como «la reflexión y el debate de esos pasajes» mediante seminarios y congresos; el segundo punto será definir las fechas icónicas para la capital mexicana y definir cómo se quieren recordar a partir de diversas expresiones artísticas y culturales.

La reivindicación de los mapuches en Santiago

En Santiago, cientos de personas se unieron a la resistencia del pueblo Mapuche, en una manifestación que derivó en enfrentamientos con la policía y dejó 14 personas detenidas. Con ropas e instrumentos musicales tradicionales decenas de representantes indígenas marcharon hacia Plaza Italia, epicentro de las protestas por mejoras sociales y políticas que han sacudidos desde el año pasado a la capital chilena.

«El 12 de octubre es una fecha nefasta para los pueblos, para las primeras naciones de América, puesto que comienza el genocidio, la explotación, el despojo, la esclavitud», dijo a radio Cooperativa Jorge Huenchullán, werkén (vocero) de la Comunidad Mapuche Autónoma de Temucuicui, ubicada en la región de La Araucanía.

Los indígenas llenaron de color la primavera austral, que recibió la protesta con un sol radiante. Sin embargo se ensombreció por disturbios iniciados por encapuchados que incendiaron paraderos del transporte público, destruyeron señales y lanzaron piedras a las fuerzas antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos y carros lanza-agua.

Los mapuches, la mayor etnia chilena, mantiene un conflicto con el Estado por la demanda de tierras en el sur del país que consideran propias por derecho ancestral y que las autoridades entregaron a privados, principalmente empresas madereras.

Colombia y su mensaje contra las masacres

Igual que los pueblos originarios chilenos, en Colombia los indígenas también libran una batalla histórica por la tierra. Vestidos de verde y rojo, así como con tapabocas y bastones de mando, miles de indígenas colombianos se desplazaron en buses y a pie desde diferentes regiones hasta el municipio de Cali, en el Valle del Cauca, para exigir que terminen las masacres en sus territorios, donde hay grandes extensiones de plantíos de coca.

«El principal objetivo por el cual nosotros marchamos hoy es la sistematicidad de masacres que se están presentando en nuestros territorios sin importarle al gobierno lo que nos sucede», dijo Franky Reinosa, guardia indígena del Consejo Regional Indígena de Caldas.

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia, al menos 167 indígenas han sido asesinados desde que agosto de 2018. Los manifestantes se reunieron con una delegación encabezada por el ministerio del Interior, sin llegar a un consenso.

Tras el encuentro, el consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, Ferley Quintero, advirtió que la respuesta del gobierno «no fue satisfactoria. Nos levantamos de la mesa, pero no renunciamos al diálogo».

Por su parte, presidencia indicó en un comunicado que seguirá «buscando establecer rutas de trabajo para atender inquietudes» de los manifestantes, que incluyen a campesinos y afrocolombianos.

La reina Isabel… con una pollera boliviana, y Colón fue teñido de rojo

En Bolivia, las protestas por el día de la raza corrieron por cuenta de las mujeres que vistieron como una «chola» a la estatua de la reina Isabel la Católica, que financió la expedición de Cristóbal Colón en 1492. Las activistas colocaron un sombrero típico sobre la cabeza de la reina de Castilla y un colorido «aguayo», manta de lana tradicional con la que las mujeres andinas o «cholas» cargan a sus bebés en la espalda.

«Lo que se quería demostrar al ponerle pollera a Isabel es demostrar que nuestro ícono como mujer es la mujer de pollera. Reconocer [también] que la colonización ha sido un genocidio, que no había que descubrir América, que América ya tenía sociedades conformadas», dijo Diana, una activista de 18 años que prefirió no dar su apellido.

Las manifestantes colocaron un cartel que decía «Plaza Chola Globalizada» para protestar la supuesta imposición de «estándares de belleza europeos», explicó Diana.

«Nos dicen birlochas, indias, cholas, putas. Ahora estaba pasando un señor (por la plaza) que nos decía ‘ratas de la sociedad’. Pues estas ratas estamos luchando por un futuro mejor», dijo de su lado Katy, de 18 años.

Maduro cambia nombre de avenida en Caracas

El Venezuela, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reemplazó el nombre de la principal autopista de Caracas, bautizada Francisco Fajardo en honor a un colonizador descendiente de españoles nacido en territorio de la actual Venezuela, por el de un cacique indígena.

«He decidido (…) iniciar de manera progresiva, gradual, organizada y disciplinada un proceso para descolonizar y para reivindicar todos los espacios públicos que llevan nombres de colonizadores, de conquistadores y de genocidas, y a partir de hoy» la autopista Francisco Fajardo, que conecta de extremo a extremo a la capital venezolana, se llamará «Gran Cacique Guaicaipuro», anunció Maduro.

El mandatario, bajo cuya gestión el país con las mayores reservas de petróleo cayó en la peor crisis de su historia reciente, dijo que se trata de una «reivindicación histórica», al aludir a la vía de 28 kilómetros que conecta de extremo a extremo a la capital venezolana.

«Esa autopista la bautizaron con el nombre del genocida, colonizador genocida, Francisco Fajardo (…) es como que en algún país de Europa le pusieran a una autopista el nombre de (Adolfo) Hitler», dijo Maduro durante una alocución por videollamada para conmemorar el 528 aniversario de la llegada de Cristóbal Colón a América, que el chavismo instituyó como «Día de la Resistencia indígena».

Disturbios en Ecuador por estatua de la reina Isabel

La Policía de Ecuador dispersó con gas lacrimógeno una acción de protesta de grupos indígenas y sociales, en conmemoración del 12 de octubre y en la que manifestantes intentaron vandalizar la estatua de Isabel la Católica en Quito.

Un nutrido contingente de indígenas, apoyados por representantes de colectivos feministas y de grupos sociales, se apostó en una pequeña plazoleta donde se erige en Quito el monumento a la reina española en el tiempo de la Conquista, a la que reprocharon por la «masacre y el despojo» en América.

«Abajo el 12 de octubre, abajo el día de la raza, viva la lucha del pueblo», gritaron los manifestantes que en un principio colocaron leyendas y pancartas en el mismo rostro de la imagen.

Un fuerte bloque policial llegó al lugar para controlar la protesta, mientras los manifestantes se congregaban alrededor de la estatua, al que, según testigos, intentaron prender fuego en su base y cargó con bombas lacrimógenas, lo que provocó la huida en carrera de muchos manifestantes, interrumpiendo el tránsito en esa zona del centro-norte de Quito.

La acción policial se recrudeció cuando algunas personas alertaron de que los manifestantes habían colocado cuerdas alrededor del cuello de la figura, con la supuesta intención de derribarlo.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo