Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Fallece uno de los pilares del rock mexicano, Lalo Tex

Por Jason Vázquez
Hey hey, my my
Rock and roll can never die
There’s more to the picture
Than meets the eye.
Hey hey, my my.
                                         Neil Young.
Puerto Vallarta, Jal.- Esta mañana nos levantó de la cama la noticia de que el «Muñeco Mayor, Lalo Tex»
había fallecido en el transcurso de la madrugada, nos enteramos por una fotografía acompañada del pésame del baterista de Caifanes; Alfonso André en su cuenta oficial de Facebook.
No imaginábamos que André y Lalo fueran amigos, ya saben, cuesta imaginar esa mezcla entre el rock «shamánico» de los Caifas en contraparte con el rock de barbacoa y banqueta de los muñecos de Tex-Tex.
Aunque en honor, a la verdad el tiempo nos ha enseñado que en géneros se rompen madres.
Admiraba a los Tex por múltiples motivos, de principio la técnica en la guitarra de Lalo era familiarmente reconocible, se había forjado un «estilo» que te permitía adivinar  su música a los primeros tres acordes de haber iniciado, sin contar que entendía perfectamente la importancia de un buen Riff  a manera  de Intro, así como  la estructura de un buen solo en la parte intermedia.
Recuerdo hace años siendo yo un puberto haber escuchado una competencia que se realizó en vivo en las instalaciones de Orbita 105.7  a mediados de los noventas.
En ese entonces el radio no se escuchaba en Streaming sino en grabadoras caseras, aún teníamos cassetes y los más clavados, escuchábamos la música en discos viejos de vinilo que comprábamos en las chácharas.
Era un mano a mano entre Lalo y otro guitarrista que no recuerdo ( por algo dicen que nadie se acuerda de los segundos lugares). La regla era muy simple, ganaría el que pudiera tocar más riffs clásicos de las grandes canciones de Rock and Roll, tocaron desde summer time blues hasta higway star, de Led Zepellin a Mudy Waters, de Ritchie Blackmore a Chuck Berry…el resultado fue unánime, nada mal para un pueblerino salido de San Juan Ixtenco.
Pero había algo más que la música de los muñecos que me impresionó de una manera total y esto era el amplio sentido que tenían de pitorrearse de ellos mismos, de burlarse y autoflagelarse de su «Tex» morena, de su cara de rasgos toscos, de su condición de rancheros jugando a ser Rock stars…para lograrlo después de unos años.
Y eso queridos amigos, es una de las enormes maldiciones/bendiciones que tiene el Rock&Roll…
Esa maldita alquimia de convertir la mierda de ser un tipo común y silvestre a un Dios de culto, de cuatro obreros clase baja de Liverpool a la banda más grande de todos los tiempos, de un mesero de bar mediocre a uno de los templos de carne y garganta más sensual del universo.
Por eso el mote de «Muñecos» para curarse en salud, de ahí las bromas al comenzar sus tocadas aclarando que no eran «Bronco» aunque usaran los mismos sombreros. «Somos Tex-Tex, por Texcoco, Texcoco, no por Texas», los escuché esculpir ese verbo en aquellos hoyos donde llegaban a tocar en Santa Cruz Meyehualco donde tuve la
suerte de escucharlos bastantes veces y que conservaron el resto de su carrera, aún cuando los escenarios se hicieron más grandes como el Autódromo o la época de las grandes tocadas en CU.
Incluso cuando el éxito les llegó de golpe con su disco ‘Te vas a acordar de mí’ y los comenzaron a programar en estaciones fresísimas del tipo de 97.7 fm. Tenían el peor baterista de la historia pero lo conservaban porque era su hermano de sangre y eso raza…habla de quienes eran.
Un abrazo al Chucho Tex…
A la familia…
A los viejos rockeros que se mueren pero que su música permanece sonando en una vieja grabación, en la «lista de reproducción» de un nuevo iPad…
Ha muerto Everardo Mujica Sánchez…
Lalo el Muñeco sigue ganando concursos de guitarra donde la mayoría en la escena del rock nacional, le da tres  pellizcadas de reata.
Jason Vásquez.
Contacto:
Jasonvasquezmarketing@gmail.com
Twitter: @jasonpata
Blogger: De las cosas sencillas

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo