Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Familia lucha por la vida de Andrés Banda a un mes de impedir que fuera desconectado

California, EEUU. (Milenio).- Andrés Banda, de origen hispano, contrajo covid-19 y fue hospitalizado en California. Tiempo después fue declarado con muerte cerebral. Pero el día que su familia acudió a despedirlo, Andrés abrió los ojos y mostró señales de recuperación.

Desde entonces su familia pide que el Hospital Universitario de Loma Linda reconsidere su decisión y no desconecte a Andrés. En redes sociales, familiares han mostrado sus avances.

En distintos videos se ve cómo el hombre responde a las peticiones de su familia, mueve sus manos o dice algunas palabras.

Complicaciones del covid-19
Andrés Banda llegó al hospital por complicaciones derivadas del covid-19. Los médicos consideraron que tenía muerte cerebral y pretendían desconectarlo el 3 de marzo. Ese día, a las 5 de la tarde, su familia acudió a despedirse cuando Andrés abrió lo ojos y respondió a distintos estímulos.

Un mes después, el hombre de 44 años sigue mostrando avances que su familia documenta en redes sociales. Un juez de San Bernardino les otorgó una extensión de tres semanas, hasta el 8 de abril, para buscar otro experto que evalúe su situación médica.

«Sigue echándole muchas ganas a la vida»
La familia se mantiene al lado de Andrés, documentando su progreso en redes sociales. Dalia Banda, su esposa, dijo a Univisión 34 que él se mantiene estable: «Sigue reaccionando igual, moviendo sus ojos, prácticamente moviendo su boca, sus manos. Mi esposo sigue echándole muchas ganas a la vida».

Andrés Banda, hispano que vive con su familia en California, está en riesgo de ser desconectado pese a sus avances. Fotos tomadas de redes sociales.
Los hijos de Andrés organizaron una campaña de donaciones en GoFundMe para pagar un abogado y sostener sus gastos, pues algunos perdieron sus empleos debido al tiempo que dedican a pasar en el hospital.

«El hospital está tratando de desconectar a mi papá del soporte vital alegando que tiene muerte cerebral y que ya no responde. Nos presionaron para desconectarlo e incluso dijeron que nuestros deseos de mantenerlo conectado ya no son relevantes y que tienen plena autorización para desconectarlo», dice la campaña.

Hasta el momento han recaudado 57 mil de los 100 mil que requieren. La orden judicial dice que los médicos tienen la obligación de hacer todo lo posible por salvarlo y no quitarle el soporte vital.

La orden vence el 8 de abril. En una actualización del 30 de marzo, familiares comunicaron que la posición del hospital no ha cambiado y aún tienen la intención de desconectarlo.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo