Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Presenta Alfaro iniciativa de reforma al pacto Fiscal de Jalisco

Guadalajara, Jal.- Porque Jalisco merece un trato más justo y porque el actual acuerdo fiscal con la Federación es un fracaso, el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez dio a conocer los detalles de la iniciativa que ya entregó al Congreso del estado para revisar, replantear y fortalecer la coordinación que existe en la materia con el gobierno federal.

A través de una publicación en sus redes sociales, el mandatario explica que la iniciativa se centra en normar el procedimiento para que Jalisco pueda celebrar, revisar o cancelar convenios fiscales que beneficien al estado cada 6 años y busca que el estado cuente con un Sistema Tributario para que se encargue de que las personas físicas y morales contribuyan proporcional y equitativamente al gasto público.

La intención es que esta propuesta se discuta hasta agotar el procedimiento de consulta ciudadana que esta misma semana se solicitará al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, para que la diseñe y la coordine.

“Partiendo de los principios básicos de libertad y soberanía de nuestro estado, vamos a consultarle a los jaliscienses si están de acuerdo en que por lo menos cada seis años revisemos el Pacto Fiscal que norma las competencias fiscales de los estados, municipios y la federación.

Vamos a preguntarles si están de acuerdo en que el Ejecutivo Estatal y el Congreso del Estado garanticen que en la relación fiscal con la federación defendamos los intereses de nuestro estado. Vamos a consultarles si respaldan la idea de que, en caso de que a nuestro estado no le convengan los términos de la relación fiscal con la federación, Jalisco se retire del pacto fiscal”.

Alfaro Ramírez aclaró que esta propuesta no busca romper con la Federación, sino conseguir un acuerdo justo para la entidad, ya que Jalisco es un estado que le aporta mucho a la Nación, un pilar fundamental de la economía y quiere seguir siéndolo. Además, agregó que el estado seguirá defendiendo siempre el principio de subsidariedad con los estados más pobres del país.

Mencionó que en 2021, el recorte presupuestal fue de 9 mil 200 millones de pesos reales respecto al año pasado y no hubo un sólo peso de apoyo para enfrentar la emergencia sanitaria; agregó que se siguió ignorando la petición de la Universidad de Guadalajara de contar con el presupuesto para garantizar la educación de los jóvenes.

“La primera conclusión es que debe quedar establecido en nuestra constitución el procedimiento para revisar cada seis años los términos del convenio de coordinación fiscal. Jalisco no va a seguir firmando cheques en blanco firmando un acuerdo que se revisó por última vez hace 18 años.

Queremos que lo que se genere en Jalisco garantice que nuestro estado cuente con los recursos para atender sus problemas y sus retos antes que para cumplir los caprichos del centro. Queremos que la decisión sobre si firmamos un convenio de coordinación fiscal o no, se tome a partir de un análisis objetivo y de una revisión periódica de sus términos.

Queremos estar preparados para tomar las atribuciones fiscales que nos da la constitución en caso de que la Federación decida ignorar los planteamientos que se hagan en la defensa de Jalisco”.

El mandatario reiteró el cuestionamiento de por qué si Jalisco aporta casi el 8 por ciento al PIB del país, la entidad sólo recibe el 0.96 por ciento del presupuesto federal. También se preguntó por qué el IMSS invierte en la salud de los jaliscienses 10 mil millones de pesos menos al año de lo que recibe de los patrones de Jalisco, y por qué el gasto federal por alumno de Jalisco es sólo la mitad de lo que invierte la federación en por alumno en estados como Campeche.

Recordó que el modelo de hace 200 años, particularmente en lo últimos 41, presenta un fracaso evidente, con una desigualdad regional que no resuelve los problemas estructurales de la nación y que fue deteriorando los sistemas de salud, educación y seguridad social, además de abandonar agendas prioritarias del país. La idea de dar en automático y sin estrategia más recursos fiscales a los estados que producían menos sólo generó dependencia y más atraso.

“En este punto es necesario dejar en claro que la Ley de Coordinación Fiscal, promulgada en 1978 y firmada por Jalisco un año después, así como la creación del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal sustituyeron o suspendieron la distribución constitucional de potestades tributarias.

Hay que tener claro, que el establecimiento y cobro de contribuciones constituye un elemento básico del régimen interior de las entidades federativas y por ende, una de sus facultades originarias.

Es decir, nuestro estado cedió sus facultades tributarias en aras de contribuir a una mayor eficiencia recaudatoria, esperando una distribución de los recursos a partir de criterios resarcitorios, cosa que nunca, nunca sucedió.

Aclaró que esto no quiere decir que el Pacto Federal ya no tenga utilidad y agregó que es momento de fortalecerlo y que Jalisco no quiere romperlo. “El acuerdo que da sentido a la idea de nación sigue siendo un faro al que mirar en este momento de división y violencia como el que acechaba a México en 1824”.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo