Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Bill Gates: las hamburguesas de laboratorio salvarán el mundo

Ciudad de México. (Rtve).- “Los países ricos deberían empezar a consumir solamente carne sintética”, ha dicho Bill Gates recientemente. No es de extrañar que el fundador de Microsoft se exprese así: tras el escenario de la pandemia, se prevee una escasez global de alimentos ricos en proteína animal, advertía la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación el pasado mes de junio. ¿Tendrá razón Bill Gates? ¿Salvaremos el planeta y evitaremos más pandemias comiendo carne de laboratorio?

¿Qué es la carne de laboratorio?
La revolución de la carne de laboratorio avanza a paso firme desde hace algo más de un lustro. Hampton Creek, Mosa Meats y Memphis Meats son algunos de los pocos proyectos que estudian cómo borrar los mataderos de la faz de la Tierra para seguir comiendo carne. ¿Paradoja? Parece que la tecnología lo puede todo: han conseguido desarrollar un filete de ternera, de pollo y de pato, así como albóndigas, a partir del cultivo de células madre.

Hamburguesa Las hamburguesas de carne sintética están cada vez más cerca
A pesar de que el coste inicial para producir esa carne era tremendamente elevado (40 mil dólares por kilo de ternera y 20 mil para el pollo), la compañía ha centrado sus esfuerzos en reducir sus costes de producción y ha pronosticado que en este 2021 los primeros productos llegarán a las tiendas.

¿Cómo se elabora la carne sintética?
En pocas palabras: haciendo crecer la carne a partir de células madre en un laboratorio. Tal y como los ganaderos alimentan con pienso a sus terneros para que su carne crezca, los científicos que se ocupan de la cría de carne sintética también deben alimentarla para que las células de músculo vayan creciendo en número.

“Se parece más a una fábrica de cerveza que a una granja”, dijo Uma Valeti, CEO de Memphis Meats para Fortune. A grandes rasgos, como explica TechCrunch, seleccionan las células que quieren producir y las crían con una mezcla de azúcar, aminoácidos, grasas y agua. Entre tres y seis meses después, la carne sintética ya se puede cosechar. “Es un proceso más corto y que necesita menos logística que el método tradicional”.

Proteína contra el cambio climático
Bill Gates, además, se refería al mundo del mañana. Esas declaraciones, en el contexto de una entrevista para el MIT con motivo de la publicación de su nuevo libro, How to avoid a climate disaster, defienden que la carne sintética es un arma para luchar contra el cambio climático. Como vemos, él lo tiene claro. Tan claro que es inversor de distintas empresas que trabajan para conseguir este futuro sin carne.

Carne siendo cortada ¿Comerías carne sintetica?
Tal y como sugería Bill Gates, la opción de la carne sintética se propone como una de las clave para salvar al medio ambiente de la destrucción que causa la ganadería intensiva ya que, afirman, solamente necesita el 1% de tierra y el 10% de agua respecto a las que utiliza la cría tradicional.

Menos maltrato animal
Uno de los principales atractivos que tiene la propuesta de la carne sintética: ya nadie puede ignorar que las granjas convencionales dan un tratamiento cruel a los animales. Así que un filete salido de frasco erlenmeyer se entiende como una opción limpia de sufrimiento animal y éticamente superior.

“Imaginamos esto como una fábrica de producción donde la gente pueda pasear y ver dónde crece la carne, dónde se cosecha y dónde se cocina. Normalmente no se tiene acceso a las granjas ni a los mataderos”, ha dicho en distinas ocasiones el CEO de la empresa, Uma Valeti. “Por muchas razones llamamos esto la segunda domesticación”, dijo al hilo. “El hombre domesticó a los animales para criar ganado, ahora domesticamos células para criar carne”.

Evitar más pandemias
Un futuro en el que la tecnología sustituye a la cría de ganado podría también evitar las enfermedades que se derivan de esta actividad y que se afectan a los humanos. En los últimas décadas hemos tenido distintos ejemplos, como la fiebre porcina y la gripe aviar.

El Covid-19, por lo que sabemos hasta ahora, surgió en un mercado de pescado y marisco, también proteínas animales. Empresas como Finless Food, que en lugar de dedicarse al cultivo de la carne de mamíferos se centra en la carne de pescado sintética, serían clave para evitar futuras pandemias asociadas a la cría o distribución de animales para consumo humano.

Asegurar la alimentación
Si el pronóstico de la FAO se cumple, en un futuro próximo tendremos cada vez menos fuentes de proteína animal. ¿Por qué? Resumidamente: el cambio climático pone en jaque tanto la producción de piensos para la alimentación del ganado como las condiciones óptimas de las vidas animales. Así las cosas, la proteína sintética vendría a paliar la escasez de proteína animal, siempre y cuando sea un producto asequible para todos.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo