Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Portugal ya espera en la final al ganador de Francia-Alemania

Francia (20 Minutos).- No ha exhibido buen fútbol Portugal en esta Eurocopa, y tampoco lo hizo ante Gales, pero la selección lusa ha demostrado que sabe competir y que sabe cuáles son sus fortalezas y debilidades.

Un magnífico cabezazo de Cristiano Ronaldo y un gol de oportunista de Nani meten a los portugueses en la final y ponen fin al sueño de Gareth Bale y su grupo de correosos galeses.

El partido, por desgracia, tuvo el guion esperado. Ritmo lento, leve dominio de Portugal sin arriesgar lo más mínimo y Gales encerrada esperando el ya habitual milagro de Gareth Bale.

Cristiano recibió un penalti a los dos minutos por un agarrón de esos que jamás señalan los árbitros y un remate de Joao Mario se perdió desviado en un inicio algo prometedor de los lusos, pero pronto el partido se convirtió en plomizo, la tónica habitual del torneo.

Cinco minutos de Bale despertaron a los espectadores. Primero fue un duro remate que se perdió desviado tras un córner ensayado, después una buena jugada por la banda derecha con un centro que atajó Rui Patricio y finalmente una arrancada desde campo propio que finalizó el propio jugador del Real Madrid con un potente aunque centrado disparo desde la frontal que atajó el arquero luso.

Ante la amenaza de Bale, Portugal decidió intentar dormir nuevamente el partido. Agarró el balón, lo movió con lentitud y arriesgo lo justo para no permitir a su rival robar y contragolpear. Incluso tuvieron una ocasión tras un buen centro de Adrien que Cristiano, forzado, remató de cabeza algo desviado. Ese guion rígido, esos minutos sin pasar nada, ese partido trabado y espeso llegó a su fin en un inicio fulgurante de Portugal y, sobre todo, de Cristiano Ronaldo.

Tras un córner, un remate imperial del jugador del Real Madrid, que saltó por encima de todos, se coló en la meta galesa. Y, apenas tres minutos después, un disparo del propio Cristiano demasiado blando lo desvió Nani desde el punto de penalti para despistar a Hennessey y dejar el partido casi sentenciado.

Gales intentó reaccionar, pero no tuvo argumentos ante una Portugal bien cerrada y que pudo haber marcado más goles, pero ni la falta de Cristiano, ni el cabezazo de Fonte ni el remate de Renato encontraron su objetivo. Daba igual, Portugal espera ya al vencedor del Francia – Alemania en la gran final.

Related posts

EnglishFrenchSpanish
error: Derechos Reservados Paralelo Informativo